Las Cuatro Ramas del Yoga

Historia del Yoga

El yoga se traduce literalmente del «Juj», que significa unión entre los cuerpos físicos, mentales y espirituales, mediante la respiración que es nuestra herramienta para alcanzar esa interconexión y poder armonizarnos con el universo.

Históricamente, el yoga surgió mucho antes de que nacieran las primeras religiones o sistemas de creencias. Las primeras figuras e ilustraciones talladas sobre el yoga datan de entre 10.000 y 15.000 años y se encontraron en el valle del Indo Saraswati, que ahora es India, Nepal, Pakistán y Afganistán. Pero no es hasta el período védico (3000 a. C. a 800 a. C.) que los Vedas (conocimientos del yoga) comenzaron a transmitirse a través de las escrituras en lugar de transmitir el conocimiento oralmente. Se dice que el yoga se vuelve más sistematizado durante este período, con los comienzos del budismo, el jainismo y el movimiento śramaṇa. Upanishads como el Bhagavad Gita emergen promoviendo los conceptos de Karma y Bhakti como un camino hacia el Moksha (liberación). Swami Satyananda Saraswati considera que los Vedas son la literatura más antigua en la biblioteca del hombre. En un artículo, estima que tienen más de 45,000 años. Además él dice:

“Referencias geográficas en muchos pasajes de los Vedas que difieren completamente con la geografía existente de hoy. Los grandes astrónomos también han estudiado algunos de los pasajes de los Vedas y han encontrado referencias a conjunciones astrológicas que ocurrieron hace cien mil años atrás «.

Es en el período védico donde Vedanta (una filosofía hindú) emerge con cuatro ramas principales en el yoga que nos llevan de la ignorancia a la verdad que ya conocemos y nos guían para restablecer nuestra conexión con la unidad. Según Vedanta, hay tres impurezas de la mente que causan avidya (ignorancia) que son:

Mala: egoísmo, pensar de una manera que solo busca el beneficio de uno mismo.

Vikshepa: la tendencia de la mente a enfocarse hacia afuera, moviéndose constantemente de un pensamiento a otro. A menudo conocida como la «mente de mono».

Avavana: el olvido o no saber nuestro Verdadero Ser en forma de capas, que parecen y nos separan de toda vida.

Hoy en día hay cuatro escuelas tradicionales de Yoga, y estas son Jnana Yoga, Bhakti Yoga, Karma Yoga y Raja Yoga. Para la gran mayoría de los practicantes de yoga, es más común que se de una combinación de los cuatro tipos tradicionales de Yoga. Al final, uno sigue su propia predisposición para equilibrar las diferentes formas de yoga. Una descripción rápida de cada rama sigue:

Bhakti Yoga

Bha traducido como miedos y Kti como liberación. Es el camino a la liberación, la emoción, el amor, la compasión y el servicio. Todas las acciones se realizan en el contexto de desarrollar el amor puro, de iluminar a nuestros amigos caminando a su lado y no delante o detrás de nadie.

Jnana Yoga

es el camino del conocimiento, la sabiduría, la introspección y la contemplación. Implica una exploración profunda de la naturaleza mediante la exploración sistemática y dejando de lado las identidades falsas. Implica el conocimiento del yoga a través de la comprensión de la filosofía. Así podremos entender quienes somos, cual es el ser supremo y cual es nuestra relación con ello.

Karma Yoga

Trata de la acción con conciencia. Es el camino de la acción, el servicio a los demás, la atención plena y el recordar los niveles de nuestro ser mientras se cumplen nuestras acciones o karma en el mundo. Se trata de entregar el resultado de la acción sin esperar nada a cambio. Servicio; espiritual, intelectual, físico, comida, ropa, refugio. No apego al resultado. Ver a los demás como iguales.

Raja Yoga

El sabio Patanjali explicó en 300 a. C. las ocho ramas del yoga como un método integral que enfatiza en el control de la mente mediante la meditación al mismo tiempo que abarca todos los aspectos del yoga. Trata directamente con los pensamientos de encuentro y trascendencia de la mente. La mente puede ser nuestra amiga si la ubicamos correctamente en la transcendencia, pero puede ser nuestra enemiga si no la ubicamos en el ser. Se trata de convertir a nuestra mente en nuestra aliada, utilizandola en el proceso de autorrealización mediante distintas técnicas. Es lo que llamamos la práctica moderna del yoga, que se refiere al Hatha y Ashtanga / Vinyasa yoga. Ashta se traduce literalmente como 8 partes, y Anga se traduce literalmente como ramas (extremidades). Esas ocho extremidades son las siguientes:

Yamas

Obligaciones personales de vivir bien. Regulaciones para la práctica del yoga y de autocontrol;
Ahimsa (no dañar o no violencia en pensamiento, palabra y obra)

Satya (veracidad)

Asteya (sin robar)

Brahmacharya (celibato o «uso correcto de la energía»)

Aparigraha (sin avaricia ni atesoramiento)

NIYAMAS: Son una forma de aplicar los códigos éticos del yoga a la mente, el cuerpo y el alma del alumno, ayudando a crear un ambiente positivo internamente. Recomendaciones para antes de la práctica. Se dice que practicar los niyamas le da al yogui la fuerza interior, la claridad y la disciplina que necesita para progresar en su viaje espiritual;
Saucha (limpieza)

Santosha (contento)

Tapas (disciplina, austeridad o ‘entusiasmo ardiente)

Svadhyaya (estudio del yo y de los textos)

Isvara Pranidhana (rendirse a un ser superior o contemplar un poder superior)

Asana

(Movimiento físico / pose): Es la práctica de yoga que encontramos en la mayoría de estudios de yoga contemporáneos. Aunque es solo una pequeña parte de la práctica del yoga nos va a ayudar a mejorar nuestra salud y a preparar la mente para la meditación.

Pranayama

(Técnicas de respiración): Son técnicas para controlar el prana (energía vital), y poder redireccionarla apropiadamente para poder tener un cuerpo y una mente estable. Si mi respiración es agitada mis ondas mentales se agitan. Si mi respiración es controlada y rítmica mis ondas mentales serán más claras y más tranquilas.

Pratyahara

 (Retirar los sentidos del apego de objetos externos): Se trata de interiorizar, dejar de estar pendiente de lo que ocurre en el exterior todo el tiempo y poder viajar hacia nuestro interior. Ser capaz de profundizar, de mirar que hay dentro del corazón.

Dharana

 (Concentración, fijación de la mente en un solo lugar): Ser capaz de controlar cómo dirigir nuestras ondas mentales.

Dhyana

(Meditación): Ser capaz de escoger objetos en los que poder meditar.

 (Un estado de profunda contemplación meditativa que conduce a una conciencia superior). Se trata de la conexión entre la inteligencia individual con la universal. Consensuando nuestra individualidad pero cultivando nuestra relación de amor con el prójimo.

Samadhi

(Un estado de profunda contemplación meditativa que conduce a una conciencia superior). Se trata de la conexión entre la inteligencia individual con la universal. Consensuando nuestra individualidad pero cultivando nuestra relación de amor con el prójimo.

Bibliografia

Yoga Dharma

Ministry of External Affairs, Indian Government

Ekhart Yoga


Artículos de Yoga

Para leer más, regrese a los artículos de yoga.

Comparte tu aprecio
Imagen por defecto
Patricia Sánchez
Artículos: 55