Un poema

 

Construí un hogar con lo que pude. Abandoné lugares, cajas de cartón, maratones eternas de tren a tren. Desde el punto A hasta la Z. No quiero olvidar el humo del incienso recién encendido, olor a sándalo. Lluvia en cada acera. Me agarraba a horas muertas. Busqué un poco de paz y encontré Yoga. cuando no tienes mucho, ni tiempo ni espacio.- una esterilla cabe donde sea, unos leggins de dos libras hacen milagros. Encontré la panacea para los días buenos, los días malos, momentos mejorables; incluso había lugar para salvarse de una pandemia. Creo que llegué a las Vinyasas con el corazón fragmentado y me recuperé poco a poco, sin darme cuenta me hice fuerte. Aprendí a esperar; a respirar con calma y tener paciencia. A confiar en el proceso y a crecer, a pesar de todo.


Un poema inspirado en el yoga

Desirée está basada en Barcelona. 

Puedes leer más escritos de Naturalismo y Sensiblerismo en su cuenta de Instagram.


El Diario de Yoga

Para leer más, regrese al Diario de Yoga.

Comparte tu aprecio
Imagen por defecto
Desiree Baltanas Oliva
Artículos: 1